MAHFOUD

MAHFOUD

Mahfoud nació en el campamento de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia). Siendo un niño, y gracias a la ayuda de la Asociación Catalana de Amigos del Pueblo Saharaui, consigue viajar a Barcelona durante los meses de verano. “A los que eran buenos estudiantes se les daba la oportunidad de apuntarse al proyecto. También se mandaban fuera a los niños enfermos, para hacerles revisiones. Yo cumplía los dos requisitos”, comenta. Celíaco de nacimiento, pasó casi todos los veranos en España, hasta que en 1994 la familia barcelonesa decidió realizar los trámites de acogida. “Mis padres les dijeron automáticamente que sí. Con mi enfermedad no hubiera vivido mucho tiempo en el desierto”, recuerda.

En 2011, diecisiete años después de su llegada a Barcelona, decide empezar los trámites para solicitar la nacionalidad. Al cabo de dos años, y después de presentar toda la documentación que le requería el ministerio, recibe una carta denegándole la petición. El motivo: no reconocían los antecedentes penales ni el certificado de nacimiento saharaui, ambos expedidos por el Frente Polisario y la República Árabe Saharaui Democrática. “España no reconoce ni mi país ni los papeles que les proporciono. Si yo entrego la documentación que ellos me piden y no me la reconocen estamos en un bloqueo total. ¿Qué tengo que hacer?”, se pregunta Mahfoud.

Mientras espera la carta en la que se le deniega la nacionalidad, se le caduca el pasaporte argelino (entregado por el gobierno de Argelia con carácter humanitario para que los saharauis salir del Sáhara y viajar por el resto del mundo) y la tarjeta de residencia. “No podía ponerme a recurrir, tenía que centrarme en renovar el pasaporte y la residencia. Si pierdo esos diez años de residencia tengo que empezar el proceso de nuevo”, comenta.

Al final, Mahfoud contrató a un abogado. Gracias a él ha podido iniciar de nuevo todo el proceso. Durante este año y el siguiente intentará solicitar de nuevo la nacionalidad y el estatus de apátrida. “Si ellos no me reconocen los antecedentes ni el certificado de nacimiento del Frente Polisario es como si no reconocieran al país tampoco. Voy a intentar conseguir la nacionalidad a través del documento de apátrida” afirma.

Mahfoud denuncia el endurecimiento que existe para reconocer el derecho de la apatridia a los saharauis, más restrictivo desde la llegada del Partido Popular al gobierno en 2011. “El PP es muy amigo de Marruecos. Yo creo que les han dicho que nos pongan las cosas difíciles a los saharauis, por eso no se da la nacionalidad a ninguno desde 2011”. Cree que las cosas serían más fáciles si los saharauis decidieran reconocer al gobierno marroquí y pidieran la nacionalidad a Marruecos aunque reconoce que nunca lo harán. “Prefiero estar mil años renovando la residencia que reconocerme marroquí, aunque eso me diera la nacionalidad española”, concluye.

Fotografía: Ignacio Tudela y Texto: Lara MonrosiLa Tierra sin Tierra